Usted está aquí

Estudiantes universitarios mejoran condiciones de vida de animales silvestres en cautiverio

Estudiantes que actualmente forman parte del Trabajo Comunal Universitario (TCU) Bienestar Animal (TC-680), de la Universidad de Costa Rica (UCR), elaboraron propuestas de enriquecimiento ambiental con materiales reciclables, para mejorar las condiciones de los animales silvestres en cautiverio del Centro de Rescate Las Pumas, en Cañas, Guanacaste.

El enriquecimiento ambiental se trata de mejorar el bienestar físico y psicológico de los animales, a través de estímulos que optimicen su calidad de vida y tiene como objetivos, reducir el estrés del cautiverio, mejorar la salud y prevenir comportamientos anormales.

“Elaborar herramientas de enriquecimiento ambiental no es fácil, hay que tomar en cuenta el comportamiento de cada animal y sus necesidades, para diseñarles algo que les vaya a ser útil y contribuya con su bienestar”, expresó Mariana Monestel, estudiante de Zootecnia y coordinadora de la fabricación de los materiales.

En el Centro de Rescate hay 18 recintos en los cuales se albergan alrededor de 80 animales. Los monos, las loras y los felinos son los más afectados por estar en cautiverio.

“Los animales aquí rescatados se mantienen en las mejores condiciones posibles, sin embargo, están encerrados y comparten el recinto con otros animales, esto les genera estrés. Los materiales los van a mantener entretenidos y podrán jugar, esto sin duda mejora su bienestar”, destaca la bióloga regente del Centro, M.Sc. Esther Pomareda.

Según la docente encargada del proyecto, M.Sc. Ledis Reyes Moreno, la idea es que las y los estudiantes investiguen sobre el enriquecimiento ambiental y desarrollen las herramientas en beneficio de los animales.

Quienes participaron en la iniciativa, buscaron todo tipo de estrategia para mejorar el bienestar animal.

“Estamos sorprendidos de la habilidad de todas y todos para inventar y desarrollar estas propuestas y estamos seguros que los animales las van a aprovechar al máximo, pues están diseñadas de acuerdo a las necesidades de cada recinto”, comentó Reyes.

El día de la entrega de materiales en el Centro, las y los estudiantes explicaron la utilidad de cada herramienta y su posible uso. Además, colaboraron en la elaboración de un mural para decoración del Centro de Rescate.

“Nos encanta la idea de colaborar en la mejora del bienestar de estos animales. Todos ellos tienen una historia y es necesario contribuir con su enriquecimiento”, manifestó Allan Molina, estudiante de Archivística.

En total se entregaron cerca de 20 diferentes herramientas, que se distribuyeron en los recintos.

De esta manera estudiantes de diversas carreras, sensibilizados por mejorar el bienestar de los animales rescatados, trabajaron en propuestas para mejorar la condición de vida de animales silvestres.

En próximas visitas al Centro, el proyecto realizará una evaluación acerca de la utilidad de las herramientas entregadas.

Muchas de las herramientas de enriquecimiento ambiental son aprovechadas por los monos de los recintos para jugar. Foto: Esther Pomareda.Muchas de las herramientas de enriquecimiento ambiental son aprovechadas por los monos de los recintos para jugar. Foto: Esther Pomareda.
Mediante el enriquecimiento ambiental se busca afrontar los desafíos propios del cautiverio. Foto: Esther Pomareda.Mediante el enriquecimiento ambiental se busca afrontar los desafíos propios del cautiverio. Foto: Esther Pomareda.
Estudiantes del TCU que asistieron a la gira, acompañados de los funcionarios colaboradores del Laboratorio de Ensayos Biológicos, y la bióloga Esther Pomareda, del Centro de Rescate Las Pumas. Foto: William González.Estudiantes del TCU que asistieron a la gira, acompañados de los funcionarios colaboradores del Laboratorio de Ensayos Biológicos, y la bióloga Esther Pomareda, del Centro de Rescate Las Pumas. Foto: William González.
Printer Friendly and PDF
Twitter icon
Facebook icon