Pasar al contenido principal

Adultos mayores siguen activos con emprendimientos exitosos

Cada 15 de junio se conmemora el Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez


Fecha de publicación:


Mié, 14/06/2023

|

Autoría:


Eduardo Muñoz-Sequeira (Vicerrectoría de Acción Social)

img-noticia-El crecimiento acelerado del segmento poblacional que supera los 65 años representa un desafío para todo el mundo.  El diseño de políticas públicas en aras de asegurar los derechos humanos, seguir activo y saludables y en pleno disfrute de esa etapa de vida son algunas de las líneas de trabajo que Costa Rica debe asumir con prontitud.  Foto archivo OCI.

El crecimiento acelerado del segmento poblacional que supera los 65 años representa un desafío para todo el mundo.  El diseño de políticas públicas en aras de asegurar los derechos humanos, seguir activo y saludables y en pleno disfrute de esa etapa de vida son algunas de las líneas de trabajo que Costa Rica debe asumir con prontitud.  Foto archivo OCI.

Con diez generaciones de graduados del programa “Emprendedores de Oro”, la Universidad de Costa Rica (UCR) ha contribuido en la integración laboral de más de 300 personas adultas mayores, para que sigan siendo activas socialmente y productivamente.

El programa, una iniciativa de Acción Social de la Escuela de Administración de Negocios de la UCR (EAN-UCR), que es parte del proyecto de “Gestión Microempresarial para la Persona Adulta Mayor” (ED-1875), tiene como objetivo la capacitación para que aumenten su motivación personal y los conocimientos técnicos necesarios para crear un emprendimiento que mejore su calidad de vida y sigan construyendo con sus ideas a la generación de progreso económico nacional.

Ya que la esperanza de vida de Costa Rica supera los 80 años, y muchas de estas personas siguen vitales y con deseos de explorar otras posibilidades de crecimiento, el ED-1875 les permite el desarrollo de nuevos talentos, al tiempo que conforman grupos de interacción social y nuevas redes de apoyo.

“El programa se desarrollará de una manera ampliamente participativa. Los instructores, especialistas, estudiantes y  participantes trabajan en conjunto en actividades de tipo taller, con dinámicas propias de los temas de los distintos módulos. Así, el proceso enseñanza-aprendizaje se desarrollará fundamentalmente mediante vivencias, para un mejor entendimiento de los conceptos y su aplicabilidad en la gestión de un emprendimiento”, explicó la Lic. Tatiana Valverde Chacón, coordinadora del ED-1875 .

Cada generación adquiere el compromiso de superar, durante un año y medio, los siete módulos que incluyen: motivación y superación personal, calidad de vida, integración generacional, administración financiera, desarrollo de talento, mercadeo y desarrollo de microemprendimientos. 

Durante el proceso se trabaja con sumo interés las áreas emocionales y se fomenta el entusiasmo y las relaciones interpersonales mediante la organización de paseos, mañanas de juego, charlas, talleres, visitas a empresas, entre otras actividades extracurriculares, explicó la Lic. Valverde.

Durante este proceso, las personas no solo reciben el acompañamiento de docentes, sino también de estudiantes del proyecto de Trabajo Comunal Fomento del Emprendimiento y Desarrollo Empresarial (TC-114), de la EAN-UCR, que brindan asesorías para el cumplimiento de tareas, investigaciones, horas de estudio, repaso de lecciones, desarrollo de planes de negocios e “incluso los acompañan durante todas sus actividades de integración social; con ello se genera una dinámica aún más enriquecedora al integrar el intercambio entre distintas generaciones”, citó Valverde.

Al concluir el programa las personas deben presentar una idea de emprendimiento en la Feria de Ideas de Negocios, que son evaluadas por un jurado calificador que elige a las mejores cinco propuestas, las cuales recibirán un estímulo económico.  

Las clases formativas se imparten todos los días sábados, y cada estudiante debe participar en una actividad semanal de integración social.  Los requisitos para ingresar son superar los 60 años de edad, que no esté laborando, segundo año de educación secundaria, una aprobación médica que apruebe su participación y disponibilidad de horario para cumplir con el trabajo académico.

Para la magister Sofía Segura Cano, Coordinadora del Programa Institucional para la Persona Adulta y Adulta Mayor (PIAM-UCR), “la clave para un envejecimiento pleno es un cambio social, basado en la educación para la vida, empezando desde la infancia, que garantice a las personas adultas mayores oportunidades de desarrollo acordes a su etapa de vida, que trascienda el aspecto biológico y seguir reconociéndolas como personas que aportan a sus familias y comunidades.”

A la fecha, más de 60 emprendimientos surgidos de este proyecto de Acción Social (VAS) siguen vigentes y el mejoramiento en la calidad de vida de los participantes supera el 95%.  Las personas interesadas en matricular este programa pueden llamar al teléfono 2511-4729, o enviar un mensaje al correo electrónico programassociales.ean@ucr.ac.cr.

Un paso frente a múltiples desafíos

Cada 15 de junio se conmemora el Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez, una fecha para reflexionar sobre cómo mejorar la salud, bienestar y dignidad de quienes hoy superan los 65 años de edad.  Aunque la población planetaria sigue aumentado, el reto es brindar una calidad de vida al segmento de mayor crecimiento: para el año 2030 las personas mayores de 60 años sumarán 1.4 mil millones, una cantidad que superará a la juventud.

El progresivo envejecimiento poblacional, asociado a la reducción de tasas de natalidad en países con mayores ingresos y a los avances científicos que han incidido en la esperanza de vida, representa un desafío para todos los países.

Sin embargo, junto a una gran cantidad de personas mayores no está aparejado con la garantía del pleno disfrute de sus derechos humanos a una vida sin violencia. La ONU calcula que uno de cada seis vive en condiciones de diversas formas de violencia doméstica, institucional y social.

Para la coordinadora del PIAM-UCR, la magister Segura Cano, “de acuerdo con el II Estado de Situación de la Persona Adulta Mayor en Costa Rica, publicado por la UCR y el Consejo Nacional de la Persona Adulta Mayor (Conapam), dos de cada cinco personas mayores de 65 años han percibido ser víctimas de violencia y una de cada diez reporta haber sufrido discriminación”.

Para comprender qué es el maltrato o abuso, la Organización Mundial de la Salud (OMS) la define como un acto único o repetido que causa daño o sufrimiento a una persona mayor, así como la falta de medidas apropiadas para evitarlo, que se produce en el marco de una relación basada en la confianza. Ese maltrato puede ocurrir en entornos comunitarios o institucionales y adoptar muchas formas, como abuso físico, psicológico, financiero/material, sexual y desatención.

Por su parte, el programa Estado de la Nación, ha señalado que además de una mayor expectativa de vida, de 83 y 78 años para mujeres y hombres, respectivamente; cada vez más personas adultas mayores son jefes y jefas de hogar, llegando el año pasado al 16,5%, pero tal aumento contrasta con las pocas posibilidades de más ingresos económicos y dichos hogares dependen principalmente del dinero proveniente percibido de las pensiones por vejez de los distintos regímenes de jubilación existentes, lo que se entiende como otro factor de vulnerabilidad en la estabilidad de dichas familias.

Para la Década de las Naciones Unidas del Envejecimiento Saludable (2021–2030) el llamado internacional propuso cinco prioridades: combatir los prejuicios relacionados con la edad, generar datos sobre los factores de riesgo y protección, diseñar soluciones para la población adulta mayor, invertir en la atención de la misma y recaudar fondos para una población creciente.

La magister Segura indica que aunque en el país y la mayoría de países se han hecho avances en materia de derechos, “persiste una imagen negativa asociada a la vejez, la cual es más marcada para las mujeres. Asimismo, señala que estos imaginarios son construidos desde la niñez. Por esto, el país debe trabajar por reforzar la educación como fuerza transformadora de la sociedad, con un enfoque integrador, que permita conceptualizar al envejecimiento como un proceso que transcurre a lo largo de todo el curso de la vida”.

| Noticias relacionadas |

Por temática

Ver más
Con pasacalles que recorrieron los campus universitarios en las sedes Rodrigo Facio y la del Caribe, la Universidad de Costa Rica conmemoró el 50 aniversario de la Vicerrectoría de Acción Social. Fotografías: Anel Kenjekeeva y Esteban Umaña
La UCR conmemora 50 años de su Acción Social

19/Jun/2024  | 

Desde hace 50 años la Vicerrectoría de Acción Social se ha constituido en un pilar fundamental en el quehacer de la UCR, siendo el vínculo primario entre la universidad y las comunidades...
Con actividades formativas el trabajo comunal “Aplicaciones de la salud ambiental: recursos naturales, asentamientos humanos y procesos productivos” (TC-731) espera que la niñez guanacasteca se convierta en un agente de cambio positivo hacia una salud ambiental en la región. En la foto se aprecia a un grupo de estudiantes de la Escuela Los Andes, en La Cruz, Guanacaste. Foto cortesía TC-731.
La población guanacasteca se capacita en Salud Ambiental

10/Jun/2024  | 

La Sede de Guanacaste impulsa acciones para la concientización de la población sobre el impacto de las actividades humanas en el mejoramiento de la salud ambiental.

| Comentarios |