Pasar al contenido principal

Experimentar, jugar y observar: una forma de aprender ciencias básicas

Fecha de publicación:


Jue, 24/01/2019

|

Autoría:


Alfredo Villalobos Jiménez (Periodista Vicerrectoría de Acción Social)

img-noticia-Reciben capacitación

Estudiantes del TCU brindan capacitaciones y charlas en el Instituto meteorológico nacional a personas de Tirrases y Granadilla. Foto: Keily Calderón y Anthony Segura.

Estudiantes de primaria y secundaria del Valle Central de Costa Rica observan, interactúan, experimentan y aprenden Física, Química, Biología y Español gracias al proyecto de Trabajo Comunal Universitario TCU  “Enseñando ciencia basada en observación y experimentación" (TC-695) de la Escuela de Física de la Universidad de Costa Rica  UCR.

La idea es cambiar la mentalidad respecto a las ciencias naturales e integrar conocimientos de diversas materias como Matemática, Física y Literatura. Según Oscar Andrey Herrera, profesor de Física de la UCR y Coordinador del TC-695  “se implementa un taller en literatura sobre el libro El Principito de Antoine de Saint-Exupéry con demostraciones experimentales para motivar y evacuar dudas acerca de los planetas y asteroides que generan interacción de aprendizajes”. La dinámica se realiza en dos lecciones donde convergen literatura y ciencia.

“Logramos implementar demostraciones experimentales que desarrollan interés en la ciencia en el 90 % de los estudiantes porque enseñamos física de forma lúdica y  generamos observación, interacción entre estudiantes interesados en la cultura científica y la interdisciplinariedad en las Ciencias Básicas” indicó Herrera.

Los alumnos de escuelas y colegios contactan las ciencias de manera interactiva, intensiva, interdisciplinaria. En el proyecto convergen disciplinas como la Literatura, Ciencia, Biología y Física y se  estimula el aprendizaje de la ciencia observando, interactuando y experimentando con la tierra, aire, agua, calor, luz y fuerza de gravedad. Asimismo, se trabaja en un programa temático con superhéroes y películas para fomentar la participación en las Olimpiadas de Física. Además incentivan la curiosidad con experimentos que combinan elementos comunes como gomitas interactuando con un láser.

Diego Fallas, estudiante de Física inscrito en el TCU mencionó que “esta experiencia es valiosa, porque hay estudiantes de varias carreras y se fomentan habilidades y liderazgo.”

El TCU involucra 65 estudiantes de carreras como Física, Química, Ingeniería Eléctrica y Química, Estadística, Informática, Inglés, Trabajo Social, Ciencias y Educación Primaria que cooperan en la estrategia didáctica.

Apoyo y promoción de las Ciencias Naturales

El proyecto de TCU “Apoyo y promoción de las ciencias en la Educación CostarricenseTC-565 de la Escuela de Química de la UCR apoya a estudiantes de escuelas y colegios en Celia de Sixaola, Los Chiles, La Carpio, Granadilla y Tirrases de Curridabat con la enseñanza de las ciencias naturales mediante actividades lúdicas, charlas, experimentos, juegos y centros de estudios.

El TC-565 abarca la capacitación, alfabetización digital, tutorías en escuelas y colegios, desarrollo de aplicaciones en web y Android. El objetivo es que las y los estudiantes tengan una noción clara de las ciencias por medio de experimentos científicos que están en nuestro diario vivir.

En la escuela Celia de Sixaola se implementan guías con profesores y estudiantes sobre la aplicación de  pasos científicos y experimentos.

En el caso de la escuela y colegio de Urraca en Los Chiles se organizan ferias científicas donde estudiantes realizan experimentos con materiales sencillos. “Las actividades lúdicas enganchan a los jóvenes con la ciencia mediante juegos sobre nomenclatura, teoría atómica y  materias cercanas. Esa es nuestra filosofía: demostrar que la ciencia está presente en la vida cotidiana, mediante experimentos”, asegura Julio Otárola Jiménez coordinador del proyecto.

Como parte del aprendizaje colaborativo las y  los estudiantes de diversas carreras inscritos en el TCU apoyan con cursos de lectura y escritura para personas autodidactas de la enseñanza no formal del Programa Maestro en Casa.

| Noticias relacionadas |

Por temática

Ver más
Con actividades formativas el trabajo comunal “Aplicaciones de la salud ambiental: recursos naturales, asentamientos humanos y procesos productivos” (TC-731) espera que la niñez guanacasteca se convierta en un agente de cambio positivo hacia una salud ambiental en la región. En la foto se aprecia a un grupo de estudiantes de la Escuela Los Andes, en La Cruz, Guanacaste. Foto cortesía TC-731.
La población guanacasteca se capacita en Salud Ambiental

10/Jun/2024  | 

La Sede de Guanacaste impulsa acciones para la concientización de la población sobre el impacto de las actividades humanas en el mejoramiento de la salud ambiental.
El Ministerio de Educación Pública calculó que para el año 2022 unos 180.000 adolescentes no asisteron a la educación formal. Entre las principales razones expresadas están su falta de interés en la propuesta académica, la carencia de recursos económicos o diversos problemas de acceso al sistema educativo. (Foto: OCI-UCR)
La Acción Social reafirma compromiso con el mejoramiento...

05/Jun/2024  | 

La UCR impulsa proyectos para que la niñez y adolescencia supere su rezago educativo, permanezca en las aulas e ingrese a la educación superior.
El uso de las nuevas tecnologías de comunicación e información son parte de una estrategia global para la revitalización de lenguas en peligro de extinción.  Por su parte, la UCR sigue contribuyendo con el desarrollo de aplicaciones para teléfonos celulares con sistema operativo Android. Foto montaje Eduardo Muñoz.
​​Las lenguas indígenas al toque de un “click”

28/Mayo/2024  | 

El proyecto TC-625 realiza esfuerzos por revitalizar el patrimonio lingüístico costarricense mediante la producción de materiales didácticos, aplicaciones informáticas y recopilación de saberes...

| Comentarios |