Pasar al contenido principal

Laboratorio de Biología impulsa enseñanza de ciencias naturales en zonas rurales

Estudiantes de primaria y secundaria disfrutan las colecciones y visitas guiadas en la Sede Occidente


Fecha de publicación:


Mar, 18/06/2024

|

Autoría:


Alfredo Villalobos Jiménez (Periodista Vicerrectoría de Acción Social)

img-noticia-Estudiantes de la Escuela Monseñor Clodoveo Hidalgo de San Isidro de San Ramón utilizan microscopios en el Laboratorio de la UCR.

Estudiantes de la Escuela Monseñor Clodoveo Hidalgo de San Isidro de San Ramón complementan el aprendizaje de ciencias naturales en el Laboratorio de la UCR. Foto: Milagro Alvarado Barrantes.

En un esfuerzo por enriquecer la educación en las instituciones de primaria y secundaria, el Laboratorio de Biología de la Sede de Occidente de la Universidad de Costa Rica (UCR) ha puesto en marcha el proyecto “Prácticas de Laboratorio como Apoyo a la Educación Biológica” (ED-2748) que potencia el aprendizaje de los estudiantes y proporciona recursos educativos vitales para la enseñanza de las ciencias biológicas en todo el país.

Malcom Ramírez Zumbado, alumno de quinto año de la Escuela Monseñor Clodoveo Hidalgo de San Isidro de San Ramón, dijo que “visitar el Laboratorio de la Sede de Occidente de la UCR  y experimentar con microscopios es algo muy lindo. [Pude] ver las células, conocer las plantas”. De igual forma Emily Sancho Fernández, compañera de grupo señaló que: “es muy divertido estar viendo los microbios y bacterias”. 

Educación vivencial 

El proyecto inició en 2009 cuando recibía estudiantes de centros educativos locales en el laboratorio de la Sede de Occidente. Los docentes contactaban al laboratorio y organizan visitas guiadas, en las que los estudiantes utilizaban microscopios y muestras disponibles. Sin embargo, el enfoque resultaba limitado porque los centros educativos alejados no contaban con los recursos para realizar visitas.

En 2020, al reinscribirse la iniciativa, recibió financiamiento de parte de la Vicerrectoría de Acción Social y se  amplió el alcance, incorporando visitas a centros educativos en zonas rurales. Posteriormente, tras la pandemia, se gestionó apoyo con varias ONG, Centro Científico Tropical y OSA Conservación y se coordinaron visitas a lugares como Puerto Jiménez, Guacimal, Santa Elena, Zarcero y Chomes, entre otros.

El  Laboratorio posee muestras llamativas para las charlas y ha implementado una colección variada de fósiles, tales como dientes, huesos de dinosaurios y peces petrificados. Esta colección de fósiles ha tenido un impacto significativo en las visitas. Para Marco Zumbado, Coordinador del ED-2748 "ver niños y niñas emocionados porque pueden ver y tocar los dientes auténticos de dinosaurios, no tiene palabra. Y usted les explica que eso fue hace 65 millones de años, que ya hoy no existen. Eso impacta mucho y los chicos salen muy contentos", destaca Zumbado. Además la colección incluye minerales y otras muestras que despiertan el interés de los estudiantes de escuelas y colegios en diversas comunidades del país.

“Es una experiencia maravillosa cuando le da a un escolar una muestra de diente de mosasaurio -que es un dinosaurio prehistórico-, o un diente de espinosaurio que son auténticos, o una vértebra de desmontasaurio. Esta experiencia siembra la semilla del conocimiento y genera preguntas en los estudiantes",  agregó Zumbado.

Impacto  y proyección en las comunidades 

El impacto del proyecto ha sido notable, porque pasó de recibir a 500 estudiantes de Occidente en el 2009 a tener contacto con 1200 estudiantes de todo el país, haber visitado más de 30 centros educativos y realizar prácticas en las escuelas y colegios. 

Ahora, reciben solicitudes de desarrollo de charlas y actividades por parte de centros educativos, grupos organizados y comités de desarrollo.

El proyecto no solo impacta a los estudiantes, sino también a la comunidad en general. Por ejemplo, en Alto Laguna -que es una comunidad indígena Ngöbe-, la actividad inicialmente programada para 20 o 25 estudiantes se convirtió en un evento comunal con la participación de más de 50 personas. En Rancho Quemado, un señor de 70 años quedó maravillado al observar microorganismos a través de un microscopio, demostrando que el aprendizaje no tiene edad. Llegaron padres de familia, adultos mayores  y niños  y niñas de la comunidad  que tenían curiosidad de saber sobre temas de Biología y ver muestras de especies únicas que tienen el Laboratorio de la Sede Occidente.

"La percepción es increíble, siempre nos reciben muy bien y la UCR queda por lo alto", comenta Zumbado, subrayando la importancia de proyectar el conocimiento hacia la comunidad y devolver lo aprendido.

Los estudiantes asistentes del proyecto juegan un rol crucial. "Gracias a los estudiantes de la Carrera de Gestión de Recursos Naturales de la Sede de Occidente, en un día hemos podido atender a 120 estudiantes de escuelas y colegios", destaca Zumbado. Los asistentes que poseen excelentes promedios académicos, no solo manejan el equipo sino que también interactúan con los escolares y colegiales, explicando conceptos básicos. Según Stephanie Sánchez Sibaja, estudiante de segundo año de Gestión de los Recursos Naturales “es una oportunidad maravillosa que escolares de zonas alejadas tengan esta experiencia de practicar con microscopios y ver las células en tiempo real y les ayuda a expandir su conocimiento de las ciencias”. 

Lorieta Mena Castillo, docente de la Escuela Monseñor Clodoveo Hidalgo expresó que  “esta educación fuera de las cuatro paredes del aula es exitosa e importante porque los niños y niñas pueden observar en vivo lo que vemos en las clases. Ellos se emocionan al ver los dos tipos de células en un microscopio y aumentan su conocimiento de forma divertida y atractiva. Los escolares se motivan y están soñando con llegar a ser estudiantes universitarios. Es una gran oportunidad que tienen de complementar lo que ven en las aulas con esta vivencia práctica”. La iniciativa crece y conforme desarrollan las charlas prácticas se busca completar la colección para que impacte a más gente y además complemente  la enseñanza de la ciencias naturales en las escuelas  y colegios. 

Este proyecto es una herramienta poderosa para inspirar a las nuevas generaciones y fomentar una mayor comprensión y apreciación de las ciencias biológicas, con el apoyo continuo de la comunidad.

| Noticias relacionadas |

Por temática

Ver más
Con pasacalles que recorrieron los campus universitarios en las sedes Rodrigo Facio y la del Caribe, la Universidad de Costa Rica conmemoró el 50 aniversario de la Vicerrectoría de Acción Social. Fotografías: Anel Kenjekeeva y Esteban Umaña
La UCR conmemora 50 años de su Acción Social

19/Jun/2024  | 

Desde hace 50 años la Vicerrectoría de Acción Social se ha constituido en un pilar fundamental en el quehacer de la UCR, siendo el vínculo primario entre la universidad y las comunidades...
Con actividades formativas el trabajo comunal “Aplicaciones de la salud ambiental: recursos naturales, asentamientos humanos y procesos productivos” (TC-731) espera que la niñez guanacasteca se convierta en un agente de cambio positivo hacia una salud ambiental en la región. En la foto se aprecia a un grupo de estudiantes de la Escuela Los Andes, en La Cruz, Guanacaste. Foto cortesía TC-731.
La población guanacasteca se capacita en Salud Ambiental

10/Jun/2024  | 

La Sede de Guanacaste impulsa acciones para la concientización de la población sobre el impacto de las actividades humanas en el mejoramiento de la salud ambiental.
Collage de fotos de actividades del PETTEZ.
Innovación y transferencia tecnológica en la producción...

05/Jun/2024  | 

Herramienta para que docentes e investigadores de la UCR puedan transferir de manera constante los resultados de sus investigaciones....

| Comentarios |